Trabajo inteligente: 4 consejos útiles

Una serie de consejos para los que volverán al trabajo inteligente pero también para los que nunca han dejado de trabajar desde casa

En los últimos dos años hemos experimentado con nuevas formas de gestionar las actividades laborales, hemos aprendido a relacionarnos con los compañeros de diferentes formas y hemos cambiado en parte nuestros hábitos diarios. Para volver a vivir esta experiencia de una forma aún más óptima, Logitech ha recopilado una serie de útiles consejos para quienes volverán al trabajo inteligente, pero también para quienes nunca han dejado de trabajar desde casa.

Redefine tu espacio de trabajo

El puesto de trabajo en el que se trabaja no es un aspecto secundario y tiene un impacto considerable en el rendimiento de nuestro desempeño así como en nuestro bienestar físico. En los últimos meses, muchas personas han encontrado espacios “improvisados” en casa en los que montar un entorno de trabajo que se percibe como transitorio. El trabajo híbrido será cada vez más una tendencia, esto implica una mayor atención e incluso un poco de creatividad a la hora de encontrar un lugar dentro de tu hogar que esté acondicionado como una verdadera oficina .

No es necesario disponer de una sala dedicada sino de un área bien delimitada que favorezca el compromiso y la concentración durante el desempeño de las actividades laborales. Trabajar sentado en el sofá, tumbado en la cama o apoyado en la mesa de la cocina no es ciertamente la mejor solución, ¡ni para nuestro cuerpo ni para nuestra mente!

Aprende del pasado y estructura mejor tu jornada laboral

De la encuesta reciente de los Observatorios del Politecnico di Milano se desprende que, en general, la difusión del trabajo inteligente ha tenido un impacto positivo en los trabajadores. Casi el 40% de los entrevistados afirmaron que pudieron mejorar su “equilibrio entre la vida laboral y personal”, es decir, la capacidad de tener un buen equilibrio entre el trabajo y la vida privada.

Sin embargo, los fenómenos de “tecnoestrés” y “sobretrabajo” no tardaron en generar consecuencias negativas en las personas. El uso excesivo de la tecnología, por un lado, y la falta de tiempo de descanso adecuado, por el otro, han afectado considerablemente a los trabajadores inteligentes. ¿Solución? Experimente y sea ​​más inteligente en la gestión de sus horas . Puedes probar diferentes y fáciles actividades antes de empezar a trabajar y al final del día, como ejercicios de respiración, una caminata, una rutina de ejercicios en casa, una sesión de meditación o una pequeña siesta después del almuerzo. Establecer recordatorios en sus dispositivos para tomar un café y estirar las piernas por el pasillo también puede ayudar. 

Mantén tu apariencia profesional

Trabajar en pijama era una idea muy tentadora para casi todos. Sin embargo, vestirnos como si fuéramos a trabajar a la oficina (al menos de cintura para arriba) garantiza una auténtica ventaja psicológica, no solo para nosotros sino también para el espectador, por ejemplo, cuando participamos en una videoconferencia.

Recurrir a la ropa adecuada para la “vida laboral”, estando en casa, sería una buena contribución para mejorar la conciliación de la vida laboral y familiar. Por lo tanto, podemos mantener nuestros hábitos, como cuando vamos a la oficina o a un cliente, y al mismo tiempo volver a disfrutar de la flexibilidad de usar pantalones de chándal o jeans, solo para mantenernos en línea con el estilo de vida de “la comodidad primero”. Pero recordemos apagar el video si decidimos alejarnos del escritorio durante una llamada. En el pasado, pocos se han librado de las malas impresiones.

Todos podemos ser más inteligentes con la tecnología adecuada

Hemos aprendido que trabajar desde casa no significa sacrificar las interacciones cara a cara, al contrario hemos sido capaces de crear nuevas y diferentes formas de relacionarnos con los demás y no solo en el ámbito profesional. Esta vez es mejor volver al trabajo inteligente, pero como perfectos expertos en videoconferencias. Basta con seguir pequeños trucos para que nuestras reuniones virtuales sean de mucha más calidad .

No solo la ropa o el rincón de la oficina en casa nos hacen más profesionales a nuestros ojos y los de los demás. Un factor que marca la diferencia es la tecnología. Disponer de una cámara de vídeo y unos auriculares que garantizan la máxima eficacia de vídeo y audio cambia considerablemente nuestra “forma de hacer videoconferencias”. Está bien establecido que escatimar en la compra de soluciones de baja calidad puede comprometer la capacidad de producción, así como el nivel de atención durante la realización de las actividades, así como aumentar la fatiga física.

Una vez que nos hemos equipado con las herramientas adecuadas, entran en juego otros elementos clave que transforman nuestras videoconferencias en experiencias casi perfectas: la iluminación y el encuadre. Para aquellos que se verán obligados a volver al trabajo inteligente, es mejor recordar que tener un fondo iluminado o una luz fuerte proveniente de una sola fuente detrás de usted, así como colocar la cámara web a la altura incorrecta son errores que no benefician. nuestro desempeño, ni nuestra mirada. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.